shutterstock_129380837

Dentro de los cometidos de un ayuntamiento se encuentra uno que por impopular no deja de ser necesario para el buen funcionamiento de cualquier localidad. Estamos hablando de la gestión de multas de tráfico.

A nadie le gusta tener que pagar una multa, pero llegado el momento no nos queda más remedio que afrontarlo. Una vez asumida la situación, tanto si aceptamos nuestro error y queremos pagar por ello, como si estamos disconformes con la sanción, todos queremos solucionar el tema cuanto antes. Entra aquí en juego la Administración Electrónica, que como siempre, ayuda al ciudadano a realizar sus trámites de forma más rápida y sencilla, al mismo tiempo que libera al ente público de gran parte de las tareas que requiere la gestión de una tarea tan repetitiva y cotidiana como es una multa.

Consulta de multas desde la Sede Electrónica

Gracias a la e-Administración y a herramientas desarrolladas por cividas, como la Sede Electrónica del ayuntamiento, el ciudadano puede consultar su histórico de multas de tráfico: el estado de cada una de ellas, su importe y los detalles de la infracción. Sin desplazarse de su hogar, sin hacer colas; en definitiva, sin añadir más perjuicios a una situación que ya de por si no agrada a nadie.

sedeelectronica

Pago de la multa

Una vez seleccionada la multa pendiente de pago, es posible imprimir la carta de pago asociada a la misma, tanto si se encuentra en periodo de bonificación como si no. Generalmente, existe un periodo de 20-30 días en el que el infractor puede satisfacer el importe de la multa con un descuento que varía entre el 30 y el 50 por ciento, dependiendo del ayuntamiento. Al ejercer este pago reducido, se renuncia a formular alegaciones.

El pago puede realizarse de dos formas distintas:

  • En el acto, al agente de la autoridad, siempre con bonificación.
  • Con la carta de pago anteriormente mencionada, en la oficina de recaudación del ayuntamiento, o en las oficinas de las entidades bancarias que tengan un acuerdo administrativo con el mismo. En este caso la bonificación dependerá del plazo transcurrido entre la notificación de la multa y el pago.

842px-Policia_multando_en_paso_de_cebra

Presentación de alegaciones

La otra opción para el ciudadano multado será la de mostrar su disconformidad con la multa presentando alegaciones a la misma. Para ello también dispondrá de un formulario en la Sede Electrónica que deberá cumplimentar indicando los motivos de su disconformidad, para posteriormente entregarlo en el Registro del ayuntamiento. Finalmente, en un plazo que no debe superar el año, la Administración dictará resolución y determinará si el ciudadano tiene razón o no.

En cualquier caso, las soluciones más razonables ante la recepción de una multa son pagar cuanto antes para obtener la bonificación, o presentar las alegaciones oportunas. En caso de no hacer ni una cosa ni la otra, y pasado un plazo determinado, el cobro se llevará a cabo mediante la vía de apremio.

No imponer al ciudadano más perjuicio que el de la sanción

Estos son los procedimientos básicos relacionados con la consulta de multas de tráfico, su pago y la presentación de alegaciones, si bien hay muchos otros que pueden estar incluidos en el Catálogo de Servicios del ayuntamiento, e incluso estar disponibles online, como por ejemplo: la petición de fotografías sobre la retirada de un vehículo por parte de la grúa municipal, que pudieran servir como prueba ante la presentación de una alegación al respecto.

shutterstock_227011225

Cometer una infracción no debe suponer al ciudadano mayor sanción que la estipulada por ley, ya que en ocasiones el hecho de tener que acudir a las dependencias municipales y perder un valioso tiempo puede causar más perjuicio que la propia sanción. A esto hay que sumar la indefensión que puede llegar a sentir el ciudadano cuando considera que una sanción no es justa, pero no dispone de tiempo para recurrirla, o simplemente no le compensa. Por todo ello, una vez más, la Administración Electrónica se va abriendo hueco imparablemente en nuestras vidas, y cividas pone todos sus recursos y experiencia al servicio de los organismos públicos.

Print Friendly